El diputado alicantino Agustín Almodóbar ha solicitado hoy al Gobierno medidas directas y urgentes para el sector turístico. En su intervención en el Congreso como portavoz de Turismo del GPP, Agustín Almodóbar, ha subrayado que “el Decreto es insuficiente, irreal ante la situación en que nos encontramos, lleno de propaganda mediática y falto de contenido”, como también lo califica el Partido Popular y todo el sector.

Además, considera que esta iniciativa legislativa debería ir acompañada de ayudas directas destinadas a la supervivencia de nuestro turismo, como ha registrado el PP, está pidiendo el sector y han impulsado los países de nuestro entorno.

El político benidormí lamenta que España, donde el turismo representaba más del 13% del PIB, sea el único país sin ofrecer ayudas directas al sector, como sí han hecho, entre otros, Francia, con 18.000 millones, Grecia, con 25.000 millones, e Italia, con 5.000 millones. 

“Hasta 14 países han reducido el IVA turístico y no les ha salido mal”, afirma Almodóbar, al tiempo que denuncia que “en España su ministra dice que bajar el IVA solo mejoraría la cuenta de resultados de las empresas”, ha explicado. 

El diputado considera que “con ERTE y con ICO no se salva al sector, y subraya que como se ayuda al sector, que se mantiene cerrado o con restricciones, es quitándole impuestos, inyectándole dinero para que aguante y restándole gastos a quien no tenga ingresos”. Al mismo tiempo, denuncia que “el Gobierno ha despreciado y demonizado injustamente al sector cuando, segundo datos oficiales, solo el 2,3% de los contagios se detectaron en la hostelería”. 

“El turismo español está al límite de su resistencia”, asevera Almodóbar, quien destaca que “el 40% de los hoteles no han podido reabrir y los que abren no superan el 20% de ocupación, que 85.000 negocios de hostelería han apagado sus fogones, se han perdido 200.000 empleos y hay 400.000 personas en ERTE”, explica. 

Agustín Almodóbar destaca que el GPP ha presentado hasta 16 proposiciones no de ley en el último año con multitud de medidas de apoyo, la mayoría de ellas rechazadas por parte del bloque que apoya al Gobierno. Asimismo, recuerda que “el Gobierno tardó 80 días y seis prórrogas del estado de alarma en presentar algo, que fue insuficiente y errático, tal y como lo calificó todo el sector en bloque”. 

Por último, subraya que “en el peor verano de nuestra historia turística, mientras trabajadores y destinos hacían un enorme esfuerzo e inversión, el Gobierno se fue de vacaciones”.